DESAYUNOS CON ENERGÍA

DESAYUNOS CON ENERGÍA

“Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”. Todos hemos oído esta frase en algún momento y sabemos más que de sobra que el desayuno es una de las comidas más importantes del día. Pero, no todos necesitamos los mismos nutrientes en esta comida al igual que nuestro requerimiento calórico no es igual en cada persona.

En las redes sociales podemos ver diariamente fotografías de cientos y cientos de desayunos saludables que demuestran que comer sano y cumplir con las necesidades de nuestro cuerpo a primera hora de la mañana no significa tener que seguir una dieta estricta y aburrida. Por eso, hoy os traigo algunos de los consejos para vuestros desayunos que más me gusta para llenarnos de nutrientes desde la primera comida.

El desayuno nos ayudará a llenar nuestros depósitos de energía para afrontar con fuerza las tareas diarias y el entrenamiento así como llenarnos de vitaminas y minerales para que el cuerpo funcione de la forma más eficiente posible.

Una de las recomendaciones es, si sueles tomar café, empezar a sustituirlo por una infusión, en concreto de te verde que nos aportará cafeína a la vez que nos beneficia con su efecto antioxidante ayudándonos con los radicales libres que nos envejecen tanto por dentro como por fuera. Depurar el organismo de las sustancias tóxicas a las que nos exponemos continuamente nos ayudará a mantenernos más energéticos ya que nuestro sistema funcionará con mayor facilidad. Además, por la noche, nuestro propio organismo produce también ciertas sustancias que se eliminarán mejor del cuerpo si los primeros alimentos que ingerimos por la mañana son naturales (con los mínimos procesos industriales posibles) y diuréticos.

A la taza de té verde le podemos añadir un zumo de naranja natural que nos aportará vitamina C y fibra. Un par de tostadas integrales (mejor que evitemos el de pan de molde) con un chorrito de aceite de oliva virgen, unas rodajitas de tomate y queso fresco. Todo esto nos dará energía con los carbohidratos, aceites saludables como el omega del aceite de oliva, calcio y vitaminas.

Si tenemos un poco más de prisa y no podemos exprimir unas naranjas para tener zumo recién hecho, podemos sustituir esta parte por un par de piezas de fruta como kiwi, mango o cualquier fruta de temporada. Siempre recomiendo que sean de huerta o de frutería. Y el aceite de oliva podemos cambiarlo por un puñado de frutos secos como almendras o nueces, esto también nos aportará los ácidos grasos que ayudan a nuestro cuerpo a no acumular excesiva grasa como colesteroles.

En esta última opción podemos cambiar el queso blanco por un par de yogures con unos copos de avena. Podemos mezclar esto con los ingredientes anteriores (fruta y frutos secos) en un mismo bol y el desayuno será igual de completo que la primera opción.

Si a pesar de todo esto sigues mal de tiempo existe una opción express como los batidos energéticos que te lo puedes dejar hecho la noche anterior o hacerlo en dos minutos antes de salir de casa. Lo que suelo recomendar para no salir de casa con el estómago vacío es mezclar: un yogurt (o un vaso de leche sin lactosa) + un plátano + un cazo de proteína en polvo + dos ampollas de CLA + 2 cucharadas de avena o harina de avena. Puedes añadirle zumo de naranja o directamente agua para hacerlo más líquido. El truco estrella si lo dejas hecho por la noche es dejarlo con huelo picado en la nevera, cuando lo coges por la mañana estará fresquito y listo para tomar por el camino.

¿Y tú? ¿Qué nos recomiendas desayunar para empezar el día con energía?

Posted on 08/06/2018 Home, Alimentación y dietas 432

Blog archives

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu