PRENDAS DE RUNNING: Capuchas y ajustes

PRENDAS DE RUNNING: Capuchas y ajustes

Parece que la lluvia no quiere despedirse este año. Ya casi es verano y seguimos lidiando con las lluvias cada semana. Las prendas de running de invierno ya nos quedan de más porque las temperaturas sí han subido a pesar de las continuas precipitaciones.

Es muy probable que no tengamos una equipación adecuada para este tiempo que está acompañándonos en los últimos meses. Por eso, si necesitas renovar el vestuario aprovecha ahora que las prendas de la temporada pasada siguen sirviéndote y podrás aprovecharlas para otoño.

Obviamente no vamos a salir a correr con una cazadora de invierno ni una braga al cuello pero, al contrario que otros años a estas alturas, este mayo no hemos podido afiliarnos al short y las camisetas sin mangas. Las zapatillas siguen calándose en los charcos, el aire nos pilla a media manzana nada más salir de casa, las capuchas no están de más en los entrenamientos largos porque en cualquier momento puede aparecer una nube.

Por eso, vamos a repasar dos partes de las prendas que son aconsejables para estas épocas del año en las que un entrenamiento puede empezar con un sol radiante pero volver con la camiseta empapada y las zapatillas caladas. ¿Qué es aconsejable para las prendas running transpirables en estas épocas? Los ajustes y las capuchas.

Para empezar, una de las características que podemos tener en cuenta en las prendas de running es el ajuste. En invierno llevamos más prendas y la última capa (en este caso la prenda impermeable que nos protegerá de la lluvia) suele ser más ancha para permitir llevar debajo las prendas de abrigo. Ahora que la temperatura ha subido pero sigue lloviendo, estas prendas serán más ajustadas aunque el corte depende de la actividad que vayamos a realizar con ella ya que, en muchas ocasiones, la misma prenda que utilizamos para salir a correr podemos aprovecharla para otro tipo de deportes. Los elásticos o ajustes en cintura y mangas nos ayudan a ajustar la prenda a nuestro gusto: podemos llevarla abierta para aumentar la ventilación y la transpirabilidad del sudor durante el deporte y ajustarla sólo cuando empieza a llover para evitar que el agua entre y nos moje la ropa interior. Llevar los ajustables nos permite mayor rango de movimiento lo que hará que nuestro entrenamiento sea más cómodo y la prenda no nos moleste (o nos incomode lo menos posible) durante la carrera.

Otro elemento a tener en cuenta en la ropa de running para lluvia es la cacpucha. La capucha o la amas o la odias ya que, si no estás acostumbrado a llevar la cabeza cubierta suele resultar casi imposible correr con la capucha puesta por lo que muchas personas optan por mojarse la cabeza mejor y no cubrirse esta zona de la lluvia. La mayoría de las capuchas en las prendas de la calidad son también ajustables ya que, la capucha no sólo aisla la cabeza y el pelo de la lluvia, sino que impide que el agua entre por el cuello mojando el interior del cuerpo. Un buen ajuste de la capucha permite poder girar la cabeza y que esta se mueva junto a ella permitiendo el movimiento sin obstaculizar la vista a los lados, lo cuál puede ser muy peligroso a la hora de cruzar la carretera por ejemplo. Otras capuchas son desmontables, pudiendo usar la misma prenda con o sin ella o esconderla en un pequeño bolsillo en el cuello para descubrirla a media carrera sin llevar la capucha molestando en la espalda cuando no la necesitamos, una de las sensaciones más incómodas de las prendas de lluvia.

Si el tiempo sigue así de loco hablaremos sobre los cierres y los bolsillos así como de los forros y los refuerzos más adecuados para estas prendas.

Posted on 04/06/2018 Home, Productos y características... 368

Blog archives

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu