ESTIRAMIENTO: CUÁNDO Y CÓMO

ESTIRAMIENTO: CUÁNDO Y CÓMO

Todos hemos visto a cientos de personas que después de salir a correr estiran en un banco, agarrados a una farola o en un simple bordillo pero, ¿sabes si lo estás haciendo bien?

¿Cuándo se debe estirar? ¿antes o después del entrenamiento? La respuesta a esta pregunta nos puede llevar a terrenos pantanosos ya que debemos preparar al músculo para pasar de un estado de reposo al ejercicio pero, si estiramos antes del entrenamiento, puede que el músculo esté más débil durante un levantamiento de peso, un salto o un movimiento rápido que no si no lo hubiéramos hecho ya que puede afectar a la resistencia muscular en vez de reducir el riesgo de lesión. La explicación a esto es simple: durante un estiramiento no hay actividad articular y el músculo se relaja reduciendo la tensión creando un efecto contraproducente.

DINÁMICO vs ESTÁTICO

El estiramiento dinámico suave y alargado en el tiempo mejora el rendimiento durante el ejercicio. Los estiramientos activos con movimientos articulares como levantar rodillas, llevar talones atrás, giros de cintura… consigue adaptar el músculo y prepararlo.

Otra opción son los ejercicios de cardio leve para conseguir que la sangre active la musculatura y el estiramiento se produzca en los movimientos rápidos y repetidos. Sin embargo los estiramientos estáticos son desaconsejables porque los movimientos son casi inexistentes simplemente alargando el músculo y los tendones. Estos estiramientos son más aconsejables al final para frenar la pérdida de elasticidad que provoca el ácido láctico liberado después del ejercicio. Ayudan a recuperar la musculatura mejorando la circulación de la sangre.

Estas posturas estáticas tienen unos tiempos específicos controlando la postura con mucho cuidado. Evitando innovar ni rebotar para conseguir la máxima relajación muscular posible relajando también las articulaciones. Tenemos que tener en cuenta que un estiramiento de este tipo nunca debe doler y que no siempre es necesario estirar después de cada entrenamiento ya que muchas veces el músculo está demasiado sobrecargado y no es recomendable. Para ello deberíamos dejar descansar el músculo y luego estirar, por eso uno de los mejores momentos es antes de irse a la cama. Si prefieres no esperar tanto espera a llegar a casa después de tu carrera, quítate tus zapatillas de running y tómate tu tiempo para repasar todos los grupos musculares.

Lo que queda claro es que el estiramiento sea cual sea el método que utilicemos, debemos contemplarlo como herramienta preventiva para el dolor y la tensión muscular. Ayudará a mejorar la flexibilidad de nuestro cuerpo y aprovechar más los entrenamientos ya que la elasticidad es la base del resto de capacidades como fuerza, equilibrio o coordinación.

Posted on 23/04/2018 Home, Running, Entrenamiento, Consejos y... 1093

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu