CARACTERISTICAS DE LAS ZAPATILLAS FITNESS Y DE BALONCESTO

CARACTERISTICAS DE LAS ZAPATILLAS FITNESS Y DE BALONCESTO

Las zapatillas deportivas cambian con la moda tanto que, en la actualidad es uno de los elementos “tendencia” entre influencers y estilistas. Las mejores marcas de costura están sacando sus propias líneas de calzado deportivo haciendo colaboraciones con marcas especialistas en el tema como Nike o Adidas pero también añadiéndolas a sus colecciones con sello propio.

En principio esto no es más que una ventaja para los amantes del calzado deportivo (y para todo aquel que le guste ir cómodo en general) pero ¿qué pasa con estas zapatillas? En un principio el calzado deportivo diseñado por marcas de otro sector de la moda suelen ser colecciones para vestir. Está a la orden del día conjuntar tus vaqueros con unas deportivas llamativas, incluso usarlas con vestido. El problema viene cuando se empiezan a utilizar estos calzados para realizar deporte y es que las hormas y las suelas de las grandes marcas de deporte están milimétricamente estudiadas para su función buscando la mejor adaptación sujeción y pisada sacrificando muchas veces el diseño.

Una buena zapatilla deportiva tiene un fin concreto: correr, bailar, jugar al baloncesto… cada una de ellas engloba una serie de características específicas para su fin. Obviamente podremos usar unas zapatillas de tenis para ir al gimnasio o unas de fitness para echarte una carrerita y no pasará nada porque, independientemente de las características individuales de cada deporte, las grandes marcas de deportivas cuidan todos los elementos buscando lo mejor para los pies, la zancada, la espalda y para el deportista en general. Pero la técnica, la pisada y, sobre todo y más importante, la disminución del riesgo de lesiones, cambia mucho si utilizas unas zapatillas diseñadas para su fin.

ZAPATILLAS DE ENTRENAMIENTO Y BALONCESTO

Mi centro de entrenamiento cuenta con césped artificial pero también con una gran zona de parquet por lo que el calzado debe ser específico de entrenamiento si no queremos resbalones ni lesiones de las articulaciones.

En estos casos, las zapatillas de fitness tienen mucho que ver con las de basquet (me refiero en todo momento a canchas cerradas) en cuando a suela y pisada. Mientras que una zapatilla de baloncesto lleva una construcción alta en la gran mayoría de los casos (aunque depende de cada jugador elegir con qué modelo se encuentra más cómodo: bajo, medio o alto. Siento todas las opciones zapatillas para este deporte) para sujetar el tobillo, las zapatillas de entrenamiento suenen ser bajas ya que no hay tantos giros ni cambios de dirección bruscos. Esta forma más baja permite que podamos utilizarlas en más variedad de actividades sin que nos moleste.

Tanto la estabilidad del pie como el apoyo en cada pisada es fundamental en una zapatilla para los jugadores de baloncesto. El material es muy diferente, por ejemplo, del de una zapatilla de running, ya que estos son mucho más rígidos y densos. Al igual que las zapatillas fitness, suelen llevar un material de apoyo en el lateral para aumentar su estabilidad que, al incluir saltos sobre suelo duro podremos corregir la pisada en la caída evitando lesiones como fisuras del 5 metatarsiano, por ejemplo.

En cuanto a la amortiguación no hay nada dicho ya que en la actualidad han aparecido materiales como el boost en las medias suelas que han roto los esquemas que buscaban las zapatillas de entrenamiento y las baloncesto. Estas necesitaban materiales densos y resistentes ya que están continuamente soportando grandes pesos e impactos y sino pueden deformarse fácilmente. Pero con las nuevas incorporaciones al EVA, ya no hay nada escrito sobre este tema.

Lo que si diferencia la amortiguación de una zapatilla de entrenamiento y una de baloncesto es el refuerzo en ciertas zonas como los talones que necesitan una sujeción extra durante los partidos de basquet pero no tienen sentido en una sesión de pesas.

La parte más importante en este tipo de zapatillas, como comentaba al principio, es la suela (la parte que tiene contacto directo con el terreno) ya que precisan de rapidez y, principalmente, agilidad. En pistas cubiertas, el fondo de goma es esencial y son especiales para no marcar el suelo sin perder la sujeción. La mayoría de suelas de gimnasio o baloncesto son de caucho y tienen dibujo especial llamado punto de pivotaje (una especie de circulo que permite la rotación sin que la suela antideslizante te frene) en su pisada para que las rodillas no sufran en los giros, haciendo es sonido tan típico en las canchas de baloncesto.

Posted on 23/03/2018 Home, Entrenamiento, Consejos y... 5950

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu