INTRODUCCIÓN A LOS EJERCICIOS HIPOPRESIVOS

INTRODUCCIÓN A LOS EJERCICIOS HIPOPRESIVOS

Últimamente habrás oído hablar bastante sobre los abdominales hipopresivos. Personas de tu alrededor que los practican, un nuevo centro en el que lo imparten, incluso el famoso de moda enseñándolo por la tele. Pero, ¿sabes en realidad en que consisten estos ejercicios? ¿Sabes cuales son sus objetivos principales?

EN QUÉ CONSISTE

Principalmente este ejercicio se asocia con la reprogramación corporal, es decir, reeducar al cuerpo para adquirir una buena postura perdida por vicios posturales o falta de musculatura en el core que nos mantenga erguidos y firmes. Esto lo consigue mediante la correcta gestión de las presiones abdominales.

Aunque sus fines iniciales eran terapeuticos, actualmente son ejercicios muy demandados en los gimnasios y escuelas por la eficacia a la hora de reducir la cintura. Este fin estético debería considerarse una consecuencia y no tomarlo como causa principal ya que los beneficios para nuestra salud son tantos que hacen sombra a este fin físico: puede ayudarnos a evitar problemas y lesiones como pubalgias o lumbalgias, ayuda a los problemas de incontinencias urinarias…

Son tantos y tan efectivos sus beneficios que hasta equipos de alta competición incluyen la gimnasia abdominal hipopresiva en sus sesiones de entrenamiento. También es una técnica muy recomendada para las personas quienes practican running ya que la descompensación entre los grupos abdominales de tren superior e inferior puede provocar muchos desajustes y lesiones. Por eso es recomendable, al menos un día a la semana, dejar apartadas las zapatillas de running y dedicarle un tiempo a nuestro core para evitar problemas en cadera, pubis y lumbar. Y es que mientras realizamos estos ejercicios conseguimos disminuir notablemente la presión dentro del abdomen (justo lo contrario de lo que ocurre con los ejercicios abdominales tradicionales).

HIPOPRESIVOS EN LA ACTUALIDAD

Entre los profesionales del deporte ha surgido el Reprocessing Soft Fitness, una recopilación de estos ejercicios hipopresivos que se adaptan a cada persona según sus cualidades o situación. Incluso hay una versión adaptada para embarazadas mediante la correcta utilización de ejercicios posturales rítmicos. Con este método se refuerza la faja abdominal acortándola por lo que las mejoras estéticas son evidentes, por ejemplo, después de los embarazos que dilatan el abdomen.

Los profesores y expertos en esta técnica recomiendan hacer un análisis individual para adaptar los ejercicios a cada persona ya que tiene ciertas contradicciones pero siempre adaptables para todos ya que una buena faja abdominal es conveniente para cualquier persona independientemente de sus factores.

HIPOPRESIVOS Y EDAD

Además ayuda a frenar el proceso de envejecimiento debido al aumento de conciencia del esquema corporal. Con los años y la inactividad nuestra estatura va disminuyendo y la degeneración provoca un alargamiento de ciertos músculos como la distensión abdominal entre otros grupos musculares. El abdomen es principal a la hora de mantener una correcta postura además de aumentar el perímetro de la cintura por la pérdida de fuerza desequilibrando la zona lumbar lo que lleva a un peligroso incremento de las curvas de la columna.

Este último factor es el que hace, desde hace miles de años, sea una práctica común entre los yoghis, quienes le dan una especial importancia al control mental y corporal. Mediante esta técnica dominan una de las principales zonas energéticas del cuerpo.

EJERCICO PARA EMPEZAR A PROBAR LOS

HIPOPRESIVOS

Coloca los pies paralelos con los talones en línea con la cadera y las rodillas ligeramente flexionadas. Apoya las manos sobre las rodillas con los dedos estirados dejando el peso sobre la punta de los pies. Empieza a expulsar todo el aire hasta que consigas vaciar el aire de los pulmones metiendo al máximo el abdomen. Concéntrate en meter la barriga todo lo que puedas quedándote en apnea (sin respirar). Los más difícil es el siguiente paso: en esta posición haz la intención de respirar pero sin llegar a meter aire y mantén esta presión de 10 a 20 min. Inténtalo varias veces hasta conseguir un total de 10 minutos.

Al principio parece imposible pero con la práctica iremos perfeccionando la técnica y podrás pasar a otro ejercicio ya que esta postura se considera una de las básicas más sencillas para empezar.

¿Quieres saber más sobre esta técnica? Atento a los siguientes artículos.

Posted on 12/03/2018 Home, Entrenamiento, Consejos y... 935

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu