NIKE AIR MAX: Unas zapatillas con mucha historia

NIKE AIR MAX: Unas zapatillas con mucha historia

En la gran mayoría de casas se puede ver un par de zapatillas nike Air Max. Puede que sea el ultimo modelo que ha salido, las zapatillas que llevas usando los últimos 7 años como fondo de armario o la herencia “vintage” de alguno de tus hermanos.

El modelo Air Max nació como una zapatilla de running aunque todos sabemos que prácticamente nadie las compra con ese fin. Podemos verlas en gimnasios, en discotecas e, incluso, en eventos especiales acompañando a un traje de marca.

LA HISTORIA

Durante los años 80, Forlnd (el ingeniero de este modelo de NIKE) estuvo haciendo prototipos de cámaras de aire a mano buscando la forma más resistente de colocar sus costuras para ganar firmeza y resistencia necesaria para aguantar el peso de una persona.

Hasta ahora las midsole eran de espuma. En uno de estos prototipos decidieron probar con las costuras en la parte de arriba y debajo de la cápsula dando así con el primer modelo de Nike Air Max 1. A partir de aquí, su objetivo pasó a ser conseguir suelas con más aire y menos espuma en cada uno de sus modelos.

La primera zapatilla que salió a la venta con la tecnología Air fue la Tailwind, hablamos de 1978 convirtiéndose en la primera deportiva con cámara de aire aunque no parecía muy creíble ya que a la vista la suela seguía siendo la misma. El objetivo era mejorar la amortiguación protegiendo las articulaciones en el impacto contra el suelo en cada zancada.

Tras un viaje a París, la inspiración llegó a Tinker Hatfield quién tuvo la idea de que la cámara de aire se viera desde fuera. Ahora, las espumas de las medias suelas, más pesadas y fáciles de deformar, dejaron hueco a una pequeña burbuja de aire que causó furor entre los amantes de las sneakers.

EVOLUCIÓN

Con los primeros modelos que dejaban su pequeña cápsula de compuestos de gases, los cantantes de Hip Hop quedaron prendados y empezaron a llevarlos a sus conciertos introduciendo así las Air Max en el street style. Todos los jóvenes querían unas Nike en sus pies, como sigue pasando hoy en día.

La Air Max 1 fue la primera zapatilla que permitió mostrar su cámara de aire en 1987. Y no sólo eso, el tamaño de ésta era mayor (por eso el apellido Max) que el resto de cámaras “ocultas” en la suela. La técnica siguió mejorando hasta conseguir la Air Max 180 (visible 180 grados).

Para las Air Mas 90 y las Air Max 93 se introdujo la técnica que los diseñadores de Nike llaman blow holding en la que la suela pasa a ser tridimensional para adaptarse mejor a la parte delantera y no sólo al talón. Por lo que las siguientes (las Air Max 95) contaba con dos unidades individuales: una en la parte delantera y otra en la trasera de la zapatilla.

La midsole pasó a ser air-sole (una única cámara de aire que recorría toda la planta del pie) con la Air Max 97, una revolución estilística que volvió a ser moda en 2017. Casi 20 años después de que los diseñadores e ingenieros empezaran a jugar con el aire, en 2016 aparece la Air Max 360. Una zapatilla con la que pretendían conseguir la sensación de pisar las nubes eliminando prácticamente la zona de espuma.

El problema fue que perdía por completo su utilidad deportiva convirtiendo las Air Max básicamente en un modelo de calle. Error que hacia perder la esencia de sus orígenes, llevando así al diseño tubular de las Air Max 2015 que cuenta con una suela total de aire permitiendo la flexión y la amortiguación recuperando de nuevo su esencia inicial.

Como dato de interés: este icono en las zapatillas celebra su Día Mundial el 26 de Marzo. En el que suelen lanzar modelos exclusivos o versiones originales para los amantes de su historia. Recuerda: cuando veas a algún afortunado con la fecha 3/26en sus zapatillas ya sabes a que se debe. Estás a tiempo de celebrar el Air Max Day 2018.

Posted on 25/01/2018 Running, Productos y características... 2578

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu