Entrenamiento para prevenir problemas de corazón

Entrenamiento para prevenir problemas de corazón

Año tras año vemos deportistas con ataques cardiacos en las noticias y siempre alguien tiene que soltar el comentario: “¿Ves? Si hacer deporte fuera bueno no pasaban estas cosas”. Vale. Punto numero uno: no dramaticemos. ¿Cuántos deportistas entrenan y compiten en un día y salen en algún tipo de noticia: 10.000? ¿Cuántos sufren un infarto al corazón? …

Sin meternos en el deporte profesional, a la hora de cuidar nuestro corazón hay una regla básica: ni tanto ni tan poco. Estudios han demostrado que correr maratones o practicar deportes de alto rendimiento e intensidad como un triatleta no aumenta el riesgo de infarto, pero tampoco lo disminuye. Pero quien ya está metido en este tipo de deporte creo que es la parte que menos le preocupa. Para el resto de humanos habrá que tener en cuenta que el corazón necesita cierta actividad para ganar “un fondo” que nos permita soportar pulsaciones elevadas en ciertas situaciones diarias, pero tampoco someterlo a un sobreesfuerzo de la nada que nos pueda dejar en el sitio.

 

¡Ojo! No es necesario ser un octogenario para empezar a cuidar tu corazón. Está demostrado que mantener una actividad regular desde niños nos permite mantener (o recuperar) la forma física mucho mejor que alguien que no ha hecho nunca deporte. Eso sí… si aún no has empezado, he de decirte que ¡mejor tarde que nunca! Empieza con un paseo de 10 minutos o un mini reto de sentadillas, calzate con unas zapatillas running para prevenir lesiones si vas a caminar. ¡Vale con 5 minutos al día para empezar! En poco tiempo estarás deseando ponerte nuevos retos y, lo que al principio te suponía un gran esfuerzo, pronto te resultará menos que un calentamiento.

Normalmente las personas con un fallo cardíaco crónico llevan consigo una falta de tono muscular que puede llevar a una atrofia por lo que es necesario “despertar” esos músculos y mejorar la resistencia. Un entrenamiento de fuerza moderado y controlado puede reducir el riesgo de sufrir este tipo de enfermedades y reducir la tensión o el colesterol. Normalmente estos entrenamientos conllevan ejercicios funcionales usando elementos como gomas, balones medicinales o plataformas de equilibrio. También se aconsejan unos minutos de cardio leve como paseos o elíptica para combatir ciertos riesgos.

 

Las personas con problemas cardiovasculares deben acudir a revisiones periódicas para ver la evolución. Es una forma fácil de saber si lo que estás haciendo (en este caso la iniciación en el deporte) está sentando bien y se ve reflejado en los resultados. Si tu entrenamiento lo guía un entrenador, éste siempre seguirá las recomendaciones de tu médico y, si no es así, deberás informarte bien de qué es lo que más te conviene para tu problema y,sobre todo, qué es lo que debes evitar.

No se necesitan largas sesiones de cardio para “cuidar” tu corazón. No tienes que apuntarte al gimnasio. No necesitas una equitación super cara. No hace falta que compres material que se quedará abandonado en un armario ocupando espacio. Puedes hacer una rutina de entrenamiento suficiente en cualquier sitio de la casa y en cualquier momento. No necesitas más que tu cuerpo y 10 minutos para empezar. ¿Todavía tienes excusas para no cuidarte?

 

Tienda Depor / @asidebien

Posted on 14/12/2017 Entrenamiento, Consejos y... 1118

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu