Las 3 partes del calentamiento

Las 3 partes del calentamiento

Si seguís este blog de forma habitual ya conocéis la importancia de empezar y terminar bien un entrenamiento, en especial un entrenamiento de running. No podemos calzarnos nuestra zapatillas de deporte y salir corriendo directamente desde la puerta de nuestra casa. Es tan importante el hecho de llevar un buen calentamiento como el de hacer un correcto entrenamiento por lo que no podemos dejar de darle la atención que se merece. Si aún no has leído los artículos en los que hablamos sobre este tema puedes repasarlos antes de seguir leyendo.

Hoy también vamos a hablar sobre el calentamiento pero esta vez sobre cómo prepararlo. Es verdad que podemos encontrar calentamientos, e incluso entrenamientos completos en cualquier página web o en cualquier app sobre running pero cada cuerpo es diferente y cada uno de nosotros tiene unas características que, incluso, son diferentes de un día a otro. No calentaremos igualmente si nos acabamos de levantar un día de invierno que si venimos de dar un paseo o si estamos recuperándonos de una lesión.

Al igual que con la parte de estiramientos, hay algunos ejercicios y métodos que pueden ser aplicable a todos usándolos como ejercicios básicos generales a los que cada uno debe añadirle los específicos que necesite en cada momento. Para ello es necesario saber escuchar nuestro propio cuerpo y cumplir con sus peticiones: cuádriceps cargados, isquios acortados, contracturas en la espalda… ¿qué te pasa hoy? ¿estás completamente igual que el día de tu último entrenamiento? No ¿verdad? Entonces tu calentamiento tampoco debería ser el mismo.

Una vez que tenemos esto claro, debemos tener en cuenta que no es conveniente salir a correr sin más, a no ser que estemos escapando de un perro o lleguemos tarde a una cita. Si lo que queremos es mejorar nuestros tiempos y avanzar con los progresos de carrera debemos tener un plan de entrenamiento claro dividido por días y organizando qué vamos a trabajar en cada sesión. Con cada día planificado planificaremos también un calentamiento diferente que se adapte a las necesidades del correspondiente entrenamiento.

Os voy a presentar las diferentes partes con las que debe contar un calentamiento, al menos las que yo utilizo en mis clases. En el siguiente post sobre calentamientos os explicaré cómo son mis sesiones y qué ejercicios son mis preferidos para calentar.

De momento vamos a repasar las partes con las que debe contar un calentamiento y cuál es su objetivo:

  1. Activación.

En la parte de activación simplemente pasamos del reposo al movimiento, en 3 minutos de movimiento leve el cuerpo empieza a activarse, la sangre se mueve y, la mente asume que vamos a enfrentarnos a una actividad deportiva.

  1. Movilidad articular

En este momento es en el que las articulaciones se ponen a punto para la actividad que vamos a desempeñar. En el caso del running, son todas las articulaciones las que deben prepararse ya que el impacto de la zancada afecta desde los tobillos hasta el cuello así que no podemos librarnos de nada.

  1. Estiramientos

Podemos aprovechar los movimientos articulares para estirar la musculatura. Hay entrenadores que hacen estiramientos como tal, como si de una clase de flexibilidad se tratara. Otros, sin embargo, lo hacemos mediante movimientos o ejercicios dinámicos que aseguren que los grupos musculares no están contraídos estirando principalmente piernas y brazos por delante y por detrás (bíceps y tríceps en el caso de las extremidades superiores, cuadriceps y femoral en el caso de las inferiores). También espalda llevando las manos al suelo o haciéndonos una bola. Esta parte suele ser más larga que las anteriores.

Posted on 02/09/2019 Home, Running, Entrenamiento, Consejos y..., Woman 1490

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu