Alimento de deportistas: el huevo

Alimento de deportistas: el huevo

Si existe algún alimento que esté en continua polémica ese es, sin duda, el huevo. Muchas veces deja de ser el protagonista cuando aparece un nuevo alimento de moda como el kéfir, el trigo sarraceno o los brotes de soja germinados, pero el huevo siempre vuelve a aparecer en los debates de nutrición. ¿Cuántos huevos puedo comer a la semana? ¿Y las claras qué aportan? ¿hay mucha diferencia entre un huevo blanco y otro marrón?

El huevo es un alimento muy relacionado con la dieta de los deportistas. Muchas personas se alarman ante el hecho de introducir huevos en el desayuno, la comida y la cena durante un mismo día pero ¿dónde está marcado el límite? ¿Has escuchado alguna vez la misma recomendación en dos personas diferentes?

Cada cuerpo es un mundo y cada persona tiene unos requerimientos nutricionales diferentes. La necesidad de consumir macronutrientes como la proteína depende de muchos factores físicos y del estilo de vida que lleve cada uno. El huevo es un gran aporte para este nutriente tan necesario en la vida de cualquier deportista y es por eso que es tan común verlo en sus dietas.

Cuando hablamos de huevo debemos tener claro que no siempre nos referimos a la primera imagen que nos viene a la cabeza de un huevo entero, sino que, la mayor parte de las veces, hacemos referencia a la clara del huevo, pero ¿sabes cuál es la diferencia entre las claras y las yemas y sabes qué puede aportar cada una de ellas a nuestro organismo?

La idea básica que nos han metido en la cabeza más haya de los requerimientos nutricionales que pueda llegar a tener un deportista es que, en cuanto al consumo de huevos se refiere, si superamos la dosis diaria recomendada (se a cual sea la versión en la que confiemos) los niveles de colesterol nos subirán por las nubes y engordaremos mucho más y más rápido que consumiendo otros alimentos La verdad es que estos pensamientos tradicionales no están demasiado confundidos, sobretodo si los mojamos con la miguita de pan. Lo importante es que el cómputo general de nuestra alimentación sea equilibrado y variado para conseguir una dieta saludable y sin riesgos de enfermedades como la hipertensión o el colesterol alto.

Si la dieta que llevas de forma regular se basa en una alimentación variada y equilibrada hará que el consumo regular de huevo tanto con yema como sin ella nos ayude a tener un corazón sano y, además, a mantener nuestro peso bajo control. Una vez tengamos claro esto empezaremos a ver este alimento tan popular en cualquier país como un alimento lleno de beneficios para nuestro cuerpo.

Uno de sus principales beneficios sin duda es que una de las proteínas más fáciles de asimilar por nuestro organismo, en especial cuando practicamos deportes que exijan una carga muscular continuada como pueden ser los entrenamientos de running.

Por otro lado, el huevo es un alimento que ayuda a controlar el apetito por lo que introducir huevo en tu comida puede hacer que controles tu ansiedad por otros alimentos y como consecuencia…¡¡tachán!! Te ayuda a bajar de peso. Por eso suele ser un gran aliado en las dietas de y planes de alimentación cuyo objetivo es la pérdida de grasa. Por esta razón es por la que se considera un alimento ideal para introducirlo en el desayuno, así cumplirá con esta función saciante desde primera hora del día.

¿Aún quieres sabes más sobre los beneficios de este alimento natural? Sigue leyendo los próximos articulos.

Posted on 02/09/2019 Home, Alimentación y dietas 427

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu