¿Qué es una dieta hiperproteica?

¿Qué es una dieta hiperproteica?

Hace poco hablábamos de la gran variedad de dietas a las que solemos recurrir cuando nos entra el pánico al ver que el verano nos pilla, a nosotros y a esos michelines que no queríamos tener que llevar de vacaciones a la playa.

Comentábamos diferentes efectos negativos que podríamos sufrir con estas “dieta milagro” se agravan en el momento que realizamos deporte. Y es que para poder hacer ejercicio de forma segura nuestro cuerpo debe encontrarse sano y nutrido, por eso la dieta de un deportista debe ser equilibrada y llena de nutrientes evitando al máximo las calorías vacías (aquellos alimentos que sólo engordan sin aportar ningún nutriente productivo para nuestro organismo).

Los males menores que pueden aparecer al llevar una dieta restrictiva y realizar un deporte de media o alta intensidad como puede ser el running son mareos o malestar, bajones de azúcar o de tensión o calambres musculares. A partir de ahí todo empeora: podemos sufrir una pérdida de conocimiento, falta de nutrientes como potasio en el cerebro, deshidratación, roturas fibrilares… No suena nada bien ¿verdad? Cuando un coche recibe gasolina de calidad con todos sus aditivos el coche consumirá menos y hará más km de forma eficiente sin poner en peligro el motor, sin embargo, cuando intentamos ahorrar en carburante y echamos el más barato, sin apenas aditivos para mantener el motor limpio, sacar el máximo partido a tu coche o mejorar la combustión, lo que pasará es que el depósito se irá volando al primer acelerón poniendo en peligro “la salud del motor”. Y ¿te imaginas que sólo le echaras agua? ¿Qué pasaría? Pues lo mismo sucede con nuestro cuerpo.

Sin embargo, existe una dieta, en principio restrictiva, que es muy utilizada entre los deportistas. Esta es la dieta hiperproteica la cual se basa en consumir un porcentaje notablemente más alto de proteína en relación con el resto de nutrientes. Es decir, una dieta en el cual el nutriente predominante es la proteína. En la mayoría de dietas recomendadas por los sanitarios (incluso por la OMS) entre ellas la dieta mediterránea, el consumo de grasas es el doble que el de proteína y el de hidratos casi el triple.

 

La recomendación suele ser en torno a un 1gr de proteína ingerida en la dieta por cada kilo de nuestro peso. Es decir, si pesamos 70 kg deberíamos consumir en torno a 70 gr de proteína en la dieta. Es uno de los valores más altos ya que otras recomendaciones son en torno a 0,6 gr de proteína ingerida por cada kilo de peso.

Y aquí es donde, como entrenadora me gustaría hacer un inciso: cada persona es diferente y cada cuerpo tiene una composición, no son lo mismo 70 kg de una persona sedentaria que los 70 kg que pueda pesar un atleta cuyo cuerpo sea pura fibra. La variación de proteína necesaria depende principalmente de la cantidad de músculo ya que es el alimento principal de estos. Por lo que a más músculo mayor requerimiento físico de este tipo de nutriente. También debemos tener en cuenta cuál es nuestro objetivo con este tipo de dietas, cuando un deportista está intentando incrementar su masa muscular no puede dejar “huecos vacíos” en cuanto al requerimiento proteínico se refiere ya que si el músculo no recibe los nutrientes necesarios para seguir creciendo, después de un entrenamiento de fuerza por ejemplo, no sólo no seguirá creciendo sino que puede que perdamos masa muscular. Por esta razón son tan populares los suplementos alimenticios basados en proteínas y aminoácidos.

 

¿Quieres algunos consejos sobre cómo llevar una dieta alta en proteínas? Sigue leyendo los siguientes artículos.

Posted on 01/07/2019 Home, Alimentación y dietas 261

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu