Qué hacer cuando un niño quiere correr

Qué hacer cuando un niño quiere correr

Por las calles vemos corredores de casi todas las edades. El hecho de ser un movimiento natural y no tener que inscribirse a ningún tipo de clases ni centros si no nos interesa demasiado el tema de la técnica o los tiempos hace que abarque a un publico tan amplio que podamos encontrar desde los estudiantes que salen a despejarse en época de exámenes hasta el jubilado que empezó por salir a dar un paseo por recomendaciones médicas.

Dado este hecho, es normal que, cuando tenemos hijos o niños cercanos a nosotros, estos se vean atraídos por el running. A los niños les encanta correr aunque cada vez les vemos pasar más tiempo delante de las pantallas y menos en la calle moviéndose y desarrollando sus capacidades motoras. Por eso siempre recomiendo aprovechar inmediatamente cuando uno de los pequeños de la casa siente curiosidad por este (en realidad por cualquier tipo) deporte

Quizás sea el hecho de la ropa llamativa con colores fluorescentes lo que más les gusta o puede que sientan cierta admiración por ese miembro de la familia que llega a casa los domingos con una medalla colgada al cuello. Sea cual sea la razón por la que se interesan por realizar cualquier tipo de ejercicio no podemos dejarlo en una simple intención, nunca sabemos qué atleta hay detrás de cada uno de nuestros pequeños.

En un principio, lo que nos pedirán será salir a correr con nosotros. Es raro que pidan apuntarse a un equipo de running o correr por correr en el patio del colegio. Si el referente que tienen está en casa, lo que van a querer será seguir sus pasos, de la forma más literal posible. Pero ¡ojo! aunque sea tu hijo quien quiera salir contigo a correr no debes llevártelo a tus entrenamientos aunque esté bajo tu supervisión.

Lo ideal sería explicarle que tiene que aprender a correr. Cosa que es bastante difícil de entender cuando es un ejercicio que hacen casi continuamente. Prueba a llevarle a un grupo de su edad y su nivel y quédate acompañándole durante las primeras sesiones (a no ser que te pida lo contrario expresamente ya que hay niños que prefieren interactuar con otros niños lejos de la mirada atenta de sus padres). Tu labor es conseguir que se sienta lo más cómodo posible en el entorno rodeado por el deporte. Escucha sus peticiones y anímale siempre con sus progresos.

En cuanto a la técnica y todo lo que tenga que ver con el ejercicio en sí puedes despreocuparte ya que el entrenador se ocupará de enseñarle paso a paso cada punto de forma divertida, mediante juegos de coordinación y equilibrio de forma que, sin darse cuenta, conseguirán las condiciones necesarias para llegar a tener una técnica seguramente mejor que la tuya.

Si tienes la suerte de que alguno de sus amigos ya está inscrito en alguno de los equipos de running infantil de la ciudad y quiere entrenar con su compañero aprovecha esa baza y pónselo fácil. Cualquier motivación es buena para empezar.

Una de las mejores cosas que tiene este deporte en la edad infantil es que es un ejercicio que puede utilizar en cualquier otro deporte. En el caso de que, más adelante, quiera jugar al fútbol, hacer salto o, incluso, patinar, contará con una base primordial en cuanto a postura y, lo más importante, valores del deporte y del compañerismo que deberían ser inculcados en cualquier niño.

Posted on 24/05/2019 Home, Running, Entrenamiento, Consejos y... 359

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu