Tips para un buen calentamiento antes de salir a correr

Tips para un buen calentamiento antes de salir a correr

El calentamiento es una parte fundamental de cualquier tipo de porte que vayamos a practicar y, como no iba a ser menos, también del running. El calentamiento sirve para preparar al cuerpo ante cualquier actividad física y, aunque muchas veces no somos conscientes de su importancia, es una de las partes más importantes del entrenamiento que nunca deberíamos pasar por alto.


El calentamiento consiste en un conjunto de ejercicios y movimientos previos a la actividad física en sí que queremos practicar. Estos ejercicios deben estar especialmente pensados para cada deporte preparando las partes del cuerpo que más carga van a tener  y se realizan previos al esfuerzo por lo que la intensidad de estos es muy baja de forma que podemos ir preparándonos tanto física como psicológicamente.

Si aún no estás convencido de la importancia del calentamiento vamos a repasar algunos de los beneficios que nos aporta:


-    “despierta” nuestra musculatura. Sobretodo si queremos empezar a hacer deporte partiendo de un estado de reposo, bien sea recién levantados por la mañana o después de una jornada de trabajo en la oficina ya que nuestros músculos, debido a la inactividad, están dormidos y entumecidos. El calentamiento, en estos casos, nos ayuda a activar poco a poco nuestro cuerpo preparándolo para una actividad intensa.


-    Prepara tanto los músculos como los tendones que son igual de importantes aunque en la mayor parte de los casos nos olvidemos de ellos. La función de los tendones es que los músculos funcionen correctamente tanto en la parte concéntrica como en la excéntrica de cada uno de los movimientos. Es decir, en el momento de cotraer y de estirar el músculo en cuestión.


-    Ayuda a ir acelerando las pulsaciones suavemente. Acelerar el corazón repentinamente puede ser peligroso para nuestro sistema cardiovascular. Con ayuda del calentamiento conseguimos que la sangre corra más rápido, lo que hace que aumente la frecuencia cardiaca sin llegar a las pulsaciones que se llegan a superar en la carrera.


-    Sube la temperatura de nuestro cuerpo debido tambien a, como hemos dicho antes, el aumento de la circulación de la sangre. El paso de la circulación sanguínea lleva oxígeno a los músculos además de aumentar su temperatura preparándolos para estar más seguros ante las lesiones.

-    Retrasa la fatiga. El hecho de empezar una actividad de intensidad alta o moderada partiendo de un estado de reposo hace que la fatiga aparezca rápidamente debido a que los músculos se colapsan al no haber tenido una preparación.


-    Previene lesiones por varias razones que ya hemos nombrado. Para empezar el músculo se va calentando poco a poco y al empezar a trabajar a altas intensidades corremos menos riesgo de lesión. Además de la temperatura, también hemos llevado más oxígeno y nutrientes a todas las partes del cuerpo.


-    A la vez, con el calentamiento hemos activado otras facetas como el equilibrio o la coordinación lo que hará que nuestros pasos sean más seguros evitando caídas o malas pisadas. La ejecución de los movimientos es más precisa y los músculos adquieren mayor capacidad de reacción.

-    Mejora el rendimiento y previene lesiones futuras. Todas las acciones que impliquen cuidar nuestro cuerpo y, en concreto, nuestra musculatura, serán inversiones a medio y largo plazo. No sólo debemos realizar aquellos ejercicios que veamos su efecto inmediatamente, realizar un buen calentamiento y una vuelta a la calma o acudir al fisio de vez en cuando hace que nuestro cuerpo se encuentre en mejores condiciones y podamos seguir avanzando.

Posted on 03/05/2019 Home, Running, Entrenamiento, Consejos y... 138

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu