Las lesiones más frecuentes entre los corredores

Las lesiones más frecuentes entre los corredores

Las personas que practicamos algún deporte estamos más expuestas al riesgo de sufrir una lesión muscular aunque, como entrenadora personal, he de decir que practicar deporte moderado de la forma correcta ayuda a mantener un cuerpo sano y tonificado lo que mejora notablemente los dolores de espalda, de articulaciones, retrasa la sobrecarga…

Curiosamente esta sobrecarga suele ser la principal causante de las lesiones entre corredores y es que el hecho de ejercitar de forma tan intensa un mismo grupo muscular sin variar a penas el movimiento y durante varias sesiones a la semana hace que los músculos implicados en la carrera se vean saturados y terminan dando problemas.

Pero no sólo la alta carga de entrenamiento sobre un mismo grupo muscular da problemas de sobrecarga, también debemos estar pendientes de la técnica a la hora de realizar los ejercicios. Una mala técnica de carrera puede ser tan lesivas como el hecho de llevar mal atadas tus zapatillas de running o empezar a entrenar sin un calentamiento previo.

Obviamente, como es normal, una biomecánica alterada también es un factor de riesgo para la salud muscular de cualquier deportista. Si tienes una mala pisada, la columna desviada o una cadera más alta que la otra hará que el cuerpo no trabaje de la misma manera y lo más posible es que fuerces más un lado que el otro o le des más trabajo a músculos y tendones que no deberían forzarse.

Vamos a clasificar algunas de las lesiones con las que nos podemos encontrar, si es que no nos hemos topado ya, a lo largo de nuestra vida como runner ya seas profesional o aficionado:

-         Lesiones en los tendones

Suelen aparecer en las rodillas por el roce del tendón con la rótula pero pueden surgir tendinosis de la fascia lata (una especie de vaina que recubre al tendón para evitar la fricción directa) en cualquiera de los tendones que se ven implicados en el movimiento de la carrera.

-         Lesiones musculares

Dependiendo de su gravedad pueden ser agudas o leves. Las más graves serían las roturas de fibras pero también podríamos meter en esta categoría a las contracturas musculares. Una contractura en la pierna de un corredor puede ser una lesión muy dolorosa ya que, a pesar de que una musculatura firme y sana es más difícil de contracturar, en el momento que esto sucede por alguna razón la contracción es mayor ya que el músculo es más grande que el de una persona sedentaria.

Dentro de las lesiones musculares también encontramos otra categoría que podríamos llamar lesiones musculares crónicas. Estas son las lesiones musculares que nos van a acompañar durante un largo periodo de tiempo o, incluso, de por vida como puede ser una cicatriz de una antigua lesión.

-         Lesiones óseas

Pueden surgir por caídas como la rotura de rótula por el impacto contra el suelo, lesiones en los tobillos por malas pisadas o también lesiones conocidas como fracturas de fatiga o fracturas de estrés que suelen aparecer en el quinto metatarsiano pero también en cualquiera de los huesos del pie.

-         Otras patologías comunes

Son muchas otras las dolencias con las que se puede sorprender un corredor a lo lardo de su vida pudiendo aparecer en cualquier momento y lugar. Algunas de estas dolencias comunes entre runners podemos encontrar pubalgias, periostitis o una de las más temidas: la fascitis plantar.

Aquí también podríamos introducir algunas lesiones típicas entre las personas que corren como podría ser el síndrome del glúteo profundo en el que aparece un dolor intenso que nace en el glúteo pero baja hacia la rodilla

¿Cuáles son las lesiones más comunes que ves entre tus compañeros?

Posted on 03/05/2019 Home, Running, Entrenamiento, Consejos y... 189

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu