La carrera de obstáculos más dura del Mundo

La carrera de obstáculos más dura del Mundo

Correr y superar pruebas: la carrera de obstáculos más dura del Mundo

Llevamos ya unos cuantos años metidos en el terreno de las carreras de obstáculo. Como todo hay quienes las aman y existen, cómo no, quienes las odian. En mi opinión es un tipo de competición ideal y muy divertido que mezcla dos realidades que normalmente se encuentran muy separadas: las carreras populares o las personas que adoran correr por encima de todas las cosas y aquellas que trabajan la fuerza en el gimnasio (eso sí, cada vez menos convencionales) y evitan correr a toda costa.

En este tipo de carreras no queda más remedio que conjugar ambos deportes de forma que cada uno disfruta más de su especialidad sin dejar de retarse intentando superar la parte a la que estamos menos acostumbrados.

Quizás la carrera más famosa e este tipo en nuestro país sea la Spartan Race, aunque cada vez van ganando más terreno otras competiciones de menor repercusión como la Farinato Race y aparecen nuevas versiones con diferentes temáticas como carreras entre obstáculos hinchables. Pero hoy no vamos a hablar de una carrera cualquiera, hoy quiero que conozcáis la Tough Mudder, la que puede que sea la carrera de obstáculos más dura del Mundo.

Esta carrera no es igual que el resto ya que los propios organizadores y participantes no la califican como una carrera sino como un reto. En esta competición la no superación de los obstáculos que van apareciendo a lo largo de los kilómetros supone una penalización. Sus retos parecen imposibles y se puede concluir que es una experiencia totalmente diferente al resto.

Los participantes se encuentran con algunas de las pruebas que son casi inalcanzables para la mayoría, incluso algunas que son un verdadero desafío para los corredores más expertos en esta disciplina. Pero la preparación, la ambientación y el aire que se respira en esta competición es tan fuerte que la motivación aflora más que en ninguna otra prueba y los corredores consiguen superar aquello que veían perdido. Esto es lo que afirman muchos de los participantes entrevistados al terminar la prueba y la adrenalina aún no les hace conscientes de lo que acaban de conseguir.

Los obstáculos y las prueban varían de una categoría a la otra pero en cualquiera de ellas la organización cuida hasta el más mínimo detalle tanto a la hora de la ejecución de las pruebas como en el plano visual, haciendo de cada uno de los retos una verdadera puesta en escena que hace que los participantes se sumerjan en una prueba única y especial cada vez.

Aún así, a pesar de las los retos vayan renovándose carrera a carrera e, incluso los que permanecen de una a otra suelen ser mejorados, hay algunas de las pruebas que nunca faltan en la Tough Mudder. Una de ellas es el agua helada, los organizadores la llaman Artic Enema y es algo con lo que ya puedes contar si se te está pasando por la cabeza intentar acceder a esta carrera alguna vez.

Las corrientes, como en otras carreras de obstáculos, también están aseguradas en esta competición. Deberás arrastrarte por un terreno lleno de barro cerrado por un techo de cables con corriente que te darán una pequeña descarga con tan solo rozarlos.

Cómo no, las famosas monkey bars que tan acostumbrados estamos a ver en todas las pruebas de obstáculos también aparecen en todas las categorías de esta competición y son las más largas y altas de todas las ORC del mundo por lo que no será tan fácil ensayarlas en unas barras normales. Para darte “más facilidades” las barras son sumergidas en un pozo de agua fría y untadas con barro y…. ¡mantequilla!

La prueba más famosa de todas es el “Everest” el famoso muro que recibe el mismo nombre en todas las pruebas del estilo, esta vez también bien untada de mantequilla.

¿Te atreves?

 

Posted on 01/03/2019 Home, Running, Entrenamiento, Consejos y... 87

Blog archives

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu