Trucos para mejorar tu alimentación

Trucos para mejorar tu alimentación

Todos somos conscientes, aunque a veces intentamos engañarnos a nosotros mismos, de que cuando comemos bien también entrenamos mejor. Y con comer bien no me refiero a dejar de cenar hamburguesa o pizza cada noche (que también) sino a aportarle a nuestro cuerpo los nutrientes que necesita en cada momento.

La verdad es que hay pequeños trucos que no te harán sufrir con una dieta y te pueden ayudar mucho a no caer en los malos hábitos. A las personas que pasan por mi gimnasio (@asidebien) suelo hacerles unas pequeñas recomendaciones cuando quieren mejorar su alimentación antes de empezar con una dieta. Hoy quiero compartir con vosotros algunos de estos pequeños gestos que pueden llevarte a perder peso y también a mejorar la calidad de tus entrenamientos.

-Ordena la cocina

Para empezar, por muy raro que suene, recoge la cocina. Una cocina ordenada ayuda a llevar una mejor alimentación. Y esto no lo digo yo. Existen vario estudios que afirman que un fregadero lleno de platos sucios o una nevera desordenada hace que se te quiten las ganas de cocinar y termines cogiendo lo primero que ves por la cocina. Una cocina colocada en la que lo primero que veamos sea eso que “debemos” comer hace que te cueste menos controlar lo que comes. Pasa lo mismo con la nevera. Prueba a vaciarla y colocarla dejando a simple vista los alimentos con los que quieres empezar a cuidarte.

Si quieres ir un paso más allá deja los alimentos lo más preparados posible. Por ejemplo: las naranjas fuera de la malla, los filetes separados por raciones, unos cuantos huevos ya cocidos, ten verdura picada lista para hacer… La moda ahora se llama “meal prep” y consiste en dejar preparadas las comidas del día, del día siguiente o, incluso las de la semana completa. Así, cuando tengas poco tiempo o no sepas que cenar no tendrán cabida las dudas ya que ya lo tienes preparado (o casi).

Es simple. En cuanto más descontrol haya en tu cocina, más descontrol habrá en tu alimentación.

-Aléjate de los picoteos poco saludables

No te digo que no vayas nunca más a un bar. Al contrario, si llevas una alimentación saludable dentro de casa podrás permitirte disfrutar más de las salidas. Evita comprar snaks o alimentos procesados. Si no están, no los comes. Si tienes hijos es más difícil cumplir con esta premisa ya que, sin querer, siempre habrá por casa galletas o gusanitos gritando tu nombre. Pero puedes probar a comprar lo justo y necesario para ellos. Evita tener la tentación cerca y será fácil no caer en ella.

-No caigas en la publicidad

Tengo comprobado que cuando un alimento lleva como apellido “fitness” o “bajo en calorías” hace que nos sintamos menos culpables comiéndolo, por lo que por norma general comemos más. Al final terminamos consumiendo lo mismo que si hubiéramos comprado el “no fit”. Pasa lo mismo con los alimentos “sin azúcar añadido” o los catalogados como orgánicos, que no tienen por qué tener menos calorías que la versión clásica.

¿Te sientes identificado? Si crees que puedes cumplir con estas pautas súper fáciles compartiremos más para seguir mejorando tu hábitos.

 

Posted on 01/02/2019 Home, Alimentación y dietas 283

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu