La importancia del glúteo en el running

La importancia del glúteo en el running

Tanto como si acabas de empezar a correr como si llevas mucho tiempo en el mundo del running debes tener en cuenta la importancia de algunos músculos que pueden ayudarte o, por el otro lado perjudicarte, a la hora de llevar una continuidad o prepararte para las competiciones. Si alguno de los grupos musculares que participan en el deporte del running flojea puede llevarte a lesiones por descompensación. Todos sabemos que, aunque no se considere un deporte de fuerza, los músculos se fortalecen, las piernas ganan resistencia, los cuádripes se tonifican, los gemelos aumentan su tamaño… estos músculos ejercen una tensión sobre los tendones que a su vez se unen a otros grupos musculares que pueden estar más débiles si no los hemos ejercitado como puede pasar con la zona del abdomen que recibirán más tensión y no tendrán fuerza suficiente para igualarla llevando a pubalgias o sobrecargas del psoas.

Por otro lado, un músculo fuerte, ayudará a potenciar el trabajo de los principales grupos musculares que intervienen en la carrera (principalmente las piernas) quitándole esfuerzo y aumentando así la resistencia general. Por eso hoy quería hablar de la importancia de trabajar el glúteo para mejorar nuestra técnica, nuestra resistencia y, cómo no, nuestra velocidad. Este músculo (en especial el glúteo medio) está directamente relacionado con muchas de las lesiones más frecuentes entre los corredores y el resto de deportes que implican un mayor trabajo sobre el tren inferior.

Todos sabemos dónde está situado el glúteo pero ¿sabes de qué está compuesto? El glúteo tiene tres partes principales el glúteo menor que es el más profundo, el glúteo medio que, como bien dice su nombre está entre medias con su origen en la cresta ilíaca hasta el trocante mayor del fémur y, el más superficial que es el glúteo mayor.

La importancia de este músculo en el deporte es muy alta ya que consiste en estabilizar la pelvis durante cada zancada en el momento en el que estamos apoyados durante un solo pie haciendo que el cuerpo no caiga hacia el lado de la pierna que aún está en el aire. Si el glúteo medio está débil la inclinación en cada paso será exagerada hacia el lado de no apoyo mientras que el glúteo menor ejerce la tensión contraria en sinergia para crear el “equilibrio” necesario. Por eso, si la fuerza de ambas partes es equivalente la zancada será más efectiva.

Una de las lesiones que más se repite entre los corredores es la irritación que se produce debido a la debilidad del glúteo menor en la inserción con el tensor de la fascia lata. Se manifiesta con molestias en el lateral externo de la rodilla (a veces también en el la cara interna de la articulación pudiendo subir hasta la cadera). La mayoría de las veces no lo relacionamos con un problema de debilidad en el glúteo hasta que un profesional no nos lo diagnostica. El dolor aparece en la rodilla debido a que debe soportar una sobrecarga en el resto de músculos que están trabajando para “compensar” la falta de fuerza de los músculos débiles.

¿Aún dudas sobre la importancia de entrenar el glúteo? Que la mayoría de las personas que conoces en este deporte no entrenen específicamente el glúteo menor no quiere decir que no sea importante ya que todos los deportistas deberían ejercitar esta zona que parece que sólo es para mujeres en la operación bikini. El glúteo en su conjunto es el grupo muscular más grande y más potente de nuestro cuerpo y nos permite mantenernos erguidos consiguiendo una postura correcta tanto durante la práctica de ejercicio como en estático (cuando estamos sentados o de pie sin hacer nada), hecho muy importante ya que cada vez, debido a los trabajos o a la vida cotidiana, pasamos muchas horas sentados y este músculo sólo se ejercita en movimiento tendiendo por esta razón a la debilidad y flacidez.

¿Quieres saber cómo mejorar este grupo muscular?

Posted on 01/02/2019 Home, Running, Entrenamiento, Consejos y... 644

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu