Los calcetines de running

Los calcetines de running

Tener unas buenas zapatillas de running que se adapten a nuestra pisada, que e ajusten a nuestro pie y que tengan la suela ideal para el tipo de terreno por el que realizamos nuestros entrenamientos es esencial para estar cómodos, evitar lesiones y hacer de este deporte un momento agradable. Tan importante como tener unos buenos calcetines.

 

Los calcetines son los intermediarios entre la zapatilla de correr y nuestro pie. Son los responsables de que la zapatilla nos parezca mejor o peor. Un buen calcetín:

-      Evita rozaduras y ampollas

-      Mantiene el pie y el tobillo caliente y protegido

-      Mejora la transpiración

-      Evita que el sudor llegue a la zapatilla y el pie resbale dentro

-      Ajusta la zapatilla al empeine

Es importante saber diferenciar unos buenos calcetines de running de unos calcetines caros. Los calcetines especiales para correr tienen bastante en común con los calcetines que usan los ciclistas aunque los refuerzos de los dedos y los talones son diferentes porque el pie del ciclista suele permanecer más estable dentro de la zapatilla durante todo el entrenamiento. Además, subido a la bicicleta, el pie no recibe impactos como los de un corredor ya que en cada zancada recibe un golpe al aterrizar contra el suelo, por esta razón los calcetines de running tienen refuerzo extra que le dan una mayor capacidad de amortiguación.

En muchos casos rechazamos los calcetines de running por su precio pensando que unos más baratos pueden cumplir la misma función (al fin y al cabo sólo son unos calcetines ¿no?). Es cierto que unos calcetines especiales para salir a correr de calidad no son nada baratos pero son una inversión en salud y, de la misma manera que invertimos en unas buenas zapatillas (y si no lo haces ya estás poniendo en peligro tu salud) debemos utilizar unos calcetines pensados y diseñados para las características que un pie necesita durante la carrera.

Las recomendaciones para elegir unos buenos calcetines de running son:

-      Evita las costuras que suelen crear rozaduras. Sobretodo que no tenga en la zona de encima de los dedos ni debajo del talón; las típicas costuras que tienen los calcetines de vestir que usan un color diferente para talones o punteras, incluso esos calcetines pueden causar rozaduras durante un simple paseo. En el caso de que tengan costura debemos intentar que estas estén lo más finas posibles.

-      Encuentra la talla justa. Los calcetines que uses para salir a correr no deben quedarte grandes ni formar arrugas en la puntera. Deben ajustarse al máximo a tus pies. El material debe ser elástico para que se ajuste pero sin apretar demasiado.

-      Lee el material del que están hechos. Es posible que te sientas más cómodo con los calcetines de algodón ya que estos suelen absorber bien el sudor además de que son mucho más suaves. Lo ideal es encontrar unos calcetines mixtos entre esto y el hilo sintético.

-      No los confundas con las medias de compresión. El material de los calcetines debe ser elástico para que aprieten pero sin oprimir ya que la circulación debe llegar perfectamente a tus pies. La función de unas medias de compresión es evitar la sobrecarga del músculo y puedes encontrarlas para utilizar durante la propia carrera o para usarlas después y así ayudar a la recuperación de la musculatura de tus pantorrillas.

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu