¿Notas que no mejoras?

¿Notas que no mejoras?

En ocasiones, por mucho que entrenemos, es posible que nos sintamos frustrados al ver que hay algo que no nos deja avanzar. En ocasiones este “algo” puede ser la mala respiración, el dolor de piernas, la sensación de que nos falta el oxígeno…

Para poder afrontar estas sensaciones y poder sacarle el máximo partido a cada uno de nuestros entrenamientos lo primero que debemos hacer es identificar qué es lo que nos está frenando, saber describirlo y separar sus consecuencias. Por ejemplo: me falta el aire. Es fácil darse cuenta de esto pero, ¿tienes la nariz taponada? ¿llevas la respiración demasiado acelerada? ¿respiras fácilmente pero tienes la sensación de que no te llega el oxígeno a los pulmones?

Hoy vamos a hablar de algunos de los principales problemas con los que nos podemos encontrar a lo largo de nuestras diferentes etapas como corredores y que nos pueden hacer sentir bloqueados, incluso, en muchas ocasiones, llevarnos a dejar este deporte por decepción con uno mismo.

Sensación de ahogo

Seguramente una de las más comunes en todos los que están empezando a correr. También es probable que aparezca en épocas concretas del año en corredores experimentados. Como norma general, con un buen calentamiento y con unas series de sprints cortos e intensos.

Como si fuéramos a entrenar por series, la primera siempre es la más dura y luego, excepto cuando el cansancio se apodera de nosotros, las series suelen requerir menos esfuerzo a medida que el cuerpo se va acostumbrando y, aunque el ritmo de nuestra respiración sigue siendo alto, nos vamos acostumbrando a correr así. Por lo tanto, aunque el entrenamiento no vaya a ser por series, si empezamos acostumbrándonos a una respiración rápida, no nos dará tanto problema a lo largo de la carrera.

Cuando sentimos esta sensación es porque nuestros músculos (en especial nuestras piernas) requieren más oxígeno del que nuestros órganos como los pulmones y el corazón son capaces de proporcionarnos en determinado tiempo. Esta sensación es mayor justo al empezar a correr, por eso hay que soportarlo y esperar a que el cuerpo se estabilice y responda ante este déficit de oxígeno. Además de acelerar el ritmo de la respiración (y de la frecuencia cardiaca) también tiene otras consecuencias como la vasodilatación (la dilatación de los vasos sanguíneos que permiten mayor flujo de circulación) y la activación de las enzimas que procesan y distribuyen el oxígeno por el cuerpo. Esta “fatiga” por la falta de oxígeno hace que los músculos tiren de reservas y sólo desaparecerá bajando el ritmo.

Por eso algunos expertos recomiendan empezar los entrenamientos con estos cambios de ritmo intensos, así activamos las enzimas que se encargan de distribuir el oxígenos a los músculos y, al volver con el ritmo normal de carrera, la respiración podrá “descansar” y estabilizarse haciendo el entrenamiento más cómodo.

Dolor de piernas

 

Cuando hacemos un ejercicio de fuerza o series intensas, nuestros músculos generan metabiolitos. Una sustancia que juega un papel fundamental en la fatiga. Es el principal causante de ese dolor en los músculos como señal de que debemos bajar el ritmo o parar. Esta sensación suele aparecer en los corredores en carreras cortas intensas o en series con cambios de ritmo o, lo que es lo mismo, en los sprints finales de las carreras cuando las piernas ya empiezan a fallar.

El famoso ácido láctico o lactato junto al trifosfato y los protones que hacen que el pH de los músculos sea más ácido son los metabolitos que generan esa sensación de ardor en los músculos avisándonos mediante el envío de esta sensación al cerebro de que no está llegando suficiente oxígenos a nuestros músculos y que están empezando a consumir las reserva de energía anaeróbicas.

Lo que tenemos que hacer para evitar esta sensación es entrenar a nuestros receptores y conseguir que tarden lo máximo posible en generar esa situación de alarma en nuestro cerebro. Lo conseguimos mediante entrenamientos de fuerza y series cortas e intensas en las que sobreexponemos a nuestras piernas a un gran trabajo generando esta combinación de metabolitos suficientes veces como para que se acostumbre poco a poco.

 

A lo largo del mes hablaremos sobre otros problemas que nos pueden impedir avanzar en los entrenamientos.

Posted on 13/11/2018 Home, Running, Entrenamiento, Consejos y... 683

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu