3 CONSEJOS PARA RUNNERS PRINCIPIANTES

3 CONSEJOS PARA RUNNERS PRINCIPIANTES

  1. Ponte objetivos realistas

 

No puedes empezar a correr con vistas a un maratón, al menos no a corto plazo. Aunque realices otros deportes, el running tiene sus peculiaridades y no puedes generalizar. Debes probarte y saber dónde está tu nivel. Una vez que conozcas de dónde partes podrás elegir tus objetivos y dividirlos en otros más asequibles.

 

Para no desmotivarnos, los objetivos deben ser realistas y que no nos fuerce demasiado ya que una lesión nada más empezar puede hacer que lo dejemos para no volver. O, peor aún, que la lesión llegue para no irse convirtiéndose en un problema crónico.

 

 

 

Tampoco empieces sin objetivos. Incluso en el gimnasio me gusta marcar pequeños retos como conseguir X número de saltos a la comba o mantener el equilibrio más de cierto tiempo en una plataforma inestable. Ver que eres capaz de cumplir metas que antes veías imposibles aumenta la motivación y te permiten ir modificando tus entrenamientos y marcando nuevos objetivos más difíciles.

 

 

  1. Mantente fuera de las lesiones

 

Es difícil hacer bien las cosas desde el principio. Pero tienes que pararte a pensar que cuando tu cuerpo no está preparado para ninguna actividad que no esté acostumbrado por lo que hay que ir empezando poco a poco para ir preparando la musculatura.

 

Debes controlar tanto el número de entrenamientos como la intensidad. Lo ideal es empezar por dos o tres días a la semana a un ritmo normal que te sea cómodo.

 

 

 

Pero no sólo los entrenamientos pueden llevarte a una lesión, un calzado poco adecuado, una mala alimentación o la falta de descanso pueden traer tantos problemas como un sobre entrenamiento. Por eso, invertir en unas buenas zapatillas de running es invertir en salud. Así como optar por no entrenar el día que no has dormido.

 

  1. Invierte en tu salud

 

 

Muchos empiezan a correr porque es más barato que un gimnasio. Y tienen razón pero en parte. Como he dicho antes, correr con unas malas zapatillas puede ser peligroso. Por otro lado, la calidad de las deportivas de running que podemos encontrar hoy en el mercado permite que podampos pasar todo el año con un solo par de zapatillas para correr.

 

Está bien que pruebes a salir un día con tus compañeros de trabajo con las zapatillas que utilizas para ir al campo con la familia pero, si decides empezar con los entrenamientos, no dudes en comprarte una buena equipación. Sólo necesitamos unas zapatillas especiales de running (aunque nuestro modelo favorito sea para otro deporte), no caigas en el error de elegir un modelo destinado para otro deporte como, por ejemplo, el tenis, ya que las marcas de deportivas especializadas cuentan con un gran equipo de profesionales detrás analizando las características de cada pisada y de las necesidades de cada ejercicio. Si son zapatillas especiales para running, por al será.

 

 

 

Además de las zapatillas para correr necesitas unos buenos calcetines. Puede parecer una bobada pero existe mucha diferencia de usar las mismas zapatillas con unos calcetines especializados que con un calcetín cualquiera. Los refuerzos, las costuras y los materiales están igualmente pensados para correr y la diferencia es abismal.

 

La ropa también es algo a tener en cuenta. Hace años lo típico era ver al hombre corriendo con el chándal ancho y la camiseta de propaganda. Pero, en la actualidad, existen millones de marca al alcance de todos los bolsillos especiales para hacer deporte. Es muy importante que los materiales sean adecuados ya que pueden provocar problemas en la piel. Así como una mala prenda puede causar rozaduras y ser incómoda.

Posted on 07/09/2018 Home, Running, Entrenamiento, Consejos y... 868

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu