BENEFICIOS DE HACER DEPORTE

BENEFICIOS DE HACER DEPORTE

En artículos anteriores hemos halado sobre la forma en la que el deporte influye en el estado de ánimo pero también la forma en la que sucede al contrario, es decir, la actitud con la que nos enfrentamos a una actividad deportiva depende del estado de animo que tengamos antes de empezar.  

Por el otro lado, está demostrado que la felicidad está determinada por muchos factores en los que el deporte puede influir como la satisfacción, el orgullo personal o la automotivación que puede proporcionarnos un ejercicio. Uno de los principales factores que entran en juego en este caso es el de las endorfinas o también conocidas como “hormonas de la felicidad” que aumentan de manera muy significativa durante la práctica de una actividad deportiva de alta intensidad. Es decir, en cuanto más intenso sea nuestro ejercicio más endorfinas estarán actuando como neurotransmisoras del placer.

Si comparáramos las endorfinas de dos personas de las cuales una de ella es deportista y la otra es una persona sedentaria podríamos ver cómo la cantidad de estas hormonas es mayor en la primera mientras que las personas que llevan una vida más sedentaria son bastante más susceptibles a cambios de humor y les cuesta más sentir placer con el resto de situaciones.

Este es un dato muy importante a la hora de tratar algunos tipos de ansiedad por la comida ya que, muchas de las personas sedentarias tienden a suplir esta falta de satisfacción a través de la comida, en especial con los dulces o comidas altas en grasas saturadas generando así estímulos que no son capaces de apreciar mediante otros aspectos de la vida diaria. ¿Sueles sentirte en esta necesidad de comer “alimentos basura” como si el cuerpo te lo pidiera? Quizás deberías levantarte y mover el culo.

Y… ¿qué les pasa a las personas que llevan una vida más activa? Las endorfinas activadas mediante la práctica de cualquier deporte se alargan en el tiempo aumentando la motivación y autoestima haciéndonos sentir capaces de poder mejorar en cada aspecto de nuestra vida lo que nos lleva a querer cuidar nuestra alimentación y haciéndonos más fuertes mentalmente. Quizás sea el momento de plantearnos hacer ejercicio de forma más regular ¿no?

El deporte, sea cual sea, al contrario de lo que podíamos pensar, nos convierte en personas más activas sintiendo menos cansancio que si nos quedáramos tirados en el sofá día tras día. Esto no significa que tengamos que entrenar a tope cada día de la semana, nuestro cuerpo necesita descansar pero debemos tener el deporte metido en la rutina habitual. Mi consejo siempre es encontrar el deporte que más nos guste ya sea jugar al padel o boxear, en el momento que encontremos la actividad física que nos lleva a generar esa satisfacción producida por las endorfinas lo empezaremos a ver como un momento de placer y ocio y no como una obligación de ir a entrenar o de hacer ejercicio para adelgazar.

Quizás al principio cueste empezar y nos de muchísima pereza pero, el tiempo que gastamos buscando excusas podemos invertirlo en hacer media hora de deporte. Puedes ir probando varios diferentes hasta que des con uno que realmente te llame la atención. Quizás lo más fácil sea calzarte unas zapatillas de running y salir a trotar un poco. Es posible que al principio no aguantes más de un par de minutos corriendo pero no te vengas abajo, sigue caminando y disfruta del paisaje, no te agobies con los ritmos, simplemente disfruta del momento de ejercitar tu cuerpo y de sus beneficios una vez que llegas a casa.

Además, hacer deporte te lleva a un círculo vicioso de bienestar. Ya he dicho que, como normal general después de realizar ejercicio “te quieres” suficiente como para no castigar a tu cuerpo con malos alimentos. Pues bien… no sólo el deporte hace aumentar la producción de endorfinas, una alimentación sana con alto contenido en proteínas también ayudará a sentimos más fuertes y felices por lo que de nuevo estaremos motivados para salir a entrenar y seguir comiendo bien. Por otra parte, en cuanto empezamos a ver resultados en cuanto a la mejora de tiempo o cambios físicos, tendremos más ganas de seguir con esta rutina.

¿Has sentido ese momento de “cuanto menos hago menos me apetece hacer”? ¡Démosle la vuelta!

Posted on 17/08/2018 Home, Entrenamiento, Consejos y... 1032

Blog categories

Blog search

Visto recientemente

No hay productos

Menu